Tras aplicar límites al mercado, la divisa estadounidense acumuló una baja semanal de $ 4,01. Analistas temen que se alargue la brecha entre la moneda oficial y los "alternativos".

Por Florencia Golender
@flopa01

Tras el DNU del último domingo, en el que el gobierno aceptó ir en contra de sus principios económicos y aplicó controles al mercado de cambios, el dólar tuvo una semana de alivio. El oficial quedó en $58,02 para la venta y acumuló así una baja semanal de $4,01, el 6,9%, pero analistas advierten sobre el impacto en precios del desvío de la presión del mercado a otras alternativas, como el dólar bolsa, que este viernes registró brechas del 10%. Si estas aumentan, podrían convertirse en referencia a futuro.

El dólar promedio que informa el Banco Central es la guía para casi todo el resto de los valores de la economía, como los de los alimentos. Si esa divisa se mantiene estable, el efecto sobre diferentes sectores de negocios probablemente sea el mismo. Pero si la referencia se corre a otras alternativas (como el dólar blue), es probable que los precios sigan ese camino.

"El comportamiento estable del dólar responde a las restricciones que se aplicaron a las empresas. Es un cepo que no les permite comprar para atesoramiento y eso es clave. No es una medida que el mercado tome bien, pero sabe que tampoco el gobierno tiene muchas opciones", explicó a Crónica el analista financiero Christian Buteler.

Es que ante la posibilidad de un agravamiento del escenario caótico de casi todo agosto, se aplicó el control de cambios y en la primera semana de septiembre bajó el dólar, la tasa promedio de política monetaria (aunque aún muy alta) quedó en 85,828% tras un leve retroceso. El riesgo país que mide J.P. Morgan cayó 132 unidades, a 2.057 puntos básicos y el Merval cerró con un salto semanal del 12,4%.

Si bien la mejora fue general, "al mercado no le gusta el cepo. Eso que quede claro. Aunque la afectación mantiene el mercado cambiario estable, a su vez las empresas empiezan a rearmar su operatoria. Es decir, es iluso pensar que las empresas se van a quedar en pesos. Ayer, por ejemplo, el dólar MEP, también conocido como dólar bolsa, llegó a mantener un 10% de brecha", aclaró Buteler.

"El riesgo más grande de estas diferencias es que el dólar del Banco central deje de ser la referencia de la economía y pasen a ser los otros", evaluó el experto en relación a cómo se fijan los precios.

En el mercado informal, el dólar blue cerró este viernes estable a $59 en la ciudad. En tanto, el "contado con liquidación" se disparó un 6,2% a $65,80. "A la par de las preocupaciones por el dólar se encuentran las de las reservas del Banco central que son las que dan tranquilidad sobre los depósitos bancarios", sostuvo Buteler.

A última hora de este viernes, a través de un comunicado de la autoridad monetaria que dirige Guido Sandleris, se informó que las reservas se ubicaron en u$s50.949 millones. Mostraron una merma de u$s424 millones respecto del jueves y acumularon una caída de u$s3.151 millones en la semana. A esta tensa calma aporta también el Fondo Monetario Internacional que aún no dio señales claras sobre el envío del próximo desembolso que debería llegar antes que la primavera.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »