Si bien se investiga las causales de la tragedia, los investigadores creen que la criatura estaba jugando con dos cachorritos de una de las perras que inició el ataque.

Un niño de dos años murió tras sufrir el ataque de una jauría de perros ocurrido a pocos metros de su domicilio, en la localidad sanjuanina de Marquesado.

El cruento hecho se produjo a las 14 del miércoles en el callejón Tello, de esa localidad del departamento de Rivadavia, a unos 17 kilómetros de la capital provincial, y la víctima se llamaba Sahir Peñaloza. El ataque ocurrió cuando el chico salió a caminar luego de almorzar con su abuelo y fue atacado por al menos ocho perros de raza mestiza.

Antonio Peñaloza, abuelo del niño, dijo que cuando lo vio gravemente herido, lo levantó y lo llevó a su casa, pensando que estaba con vida, pero ya había fallecido.

El pequeño fue llevado al Hospital Marcial Quiroga, donde se le realizaron tareas de reanimación que resultaron en vano, ya que las terribles mordidas que presentaba en todo el cuerpo determinaron su deceso.

En el caso tomó intervención el juez de instrucción de segunda nominación Pablo Flores, que determinó que los animales sean remitidos a una entidad gubernamental de adiestramiento. Según el diario el Tiempo de San Juan, se pudo atrapar a seis de los perros, mientras otros dos escaparon del lugar.

Los animales eran alimentados tanto por el abuelo de Sahir como por el cuidador de una finca aledaña y la familia del chico ignoraba las causas del mortal ataque.

Una de las hipótesis que se manejaba era que el niño intentó jugar con dos cachorritos de apenas dos meses, de una perra que integraba el grupo.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »