El adolescente de 15 años fue detenido por el crimen de Sandra Palomo, luego de ser captado por las cámaras de seguridad a bordo del vehículo de la víctima que el domingo fue hallada asesinada a golpes con heridas de arma blanca.

El adolescente de 15 años que el lunes pasado fue detenido como sospechoso del crimen de una docente hallada asesinada en inmediaciones del río Arenales, en la zona sur de la capital salteña, se negó a declarar y quedó detenido por homicidio calificado, informaron fuentes del Ministerio Público Fiscal.

La fiscal penal 2 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, María Luján Sodero, imputó al adolescente el delito de homicidio calificado por ensañamiento y alevosía, en perjuicio de Sandra Silvia Palomo (53).

El joven fue apresado tras ser detectado por cámaras de seguridad a bordo de la camioneta de la víctima, cuyo cadáver apareció el domingo pasado en una zona descampada del barrio Don Emilio, en inmediaciones del río Arenales, del sur de la capital salteña.

Durante la audiencia de imputación, el menor -que actuó con otras personas aún no identificadas- estuvo acompañado por abogados particulares, quienes manifestaron que se abstendría de declarar.

Luego, Sodero informó que este miércoles los profesionales renunciaron, por lo que un defensor oficial se hizo cargo de la defensa.

Asimismo, la fiscal precisó que personal del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF) realizó este miércoles una inspección y documentación de los elementos que se encontraban en el interior de la camioneta Toyota Hilux color gris de la víctima, que permanece secuestrada. 

La medida contó con la presencia de la fiscal, familiares de Palomo, la defensa del menor y testigos.

La docente desapareció el sábado último al mediodía, cuando salió de su casa en la camioneta para ir a comprar una torta a una panadería, ya iba a celebrar el bautismo de su nieto.

Por la noche, sus familiares denunciaron la desaparición de la mujer y horas después apareció su camioneta, a una cuadra de su casa, en el barrio Tres Cerritos, con signos de violencia.

Momentos después, una mujer que buscaba un caballo alertó al Sistema de Emergencias 911 la aparición de un cuerpo boca abajo.

El informe preliminar de la autopsia determinó que la víctima murió por shock hipovolémico a raíz de heridas de arma blanca y que presentaba golpes, aunque no signos de abuso sexual.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »