El equipo albiceleste, dirigido por el DT bahiense Sergio Hernández, sumó de este modo el segundo triunfo consecutivo en el certamen y cerrará la etapa clasificatoria este miércoles (9.30 hora argentina) cuando enfrente al representativo de Rusia.

El seleccionado argentino masculino de básquetbol derrotó hoy al de Nigeria por 94-81, su segunda victoria consecutiva en el grupo B del Mundial de China 2019, con lo que dio un paso decisivo para acceder a la segunda ronda del torneo.

En el estadio Sports Centre de la ciudad de Wuhan, el equipo conducido por el bahiense Sergio Hernández se impuso con la siguiente progresión: 28-17, 43-43, 72-61 y 94-81

El conjunto albiceleste cerrará la etapa clasificatoria este miércoles, desde las 9.30 hora argentina, cuando se enfrente a Rusia, que hoy puede sellar también su pase a la siguiente ronda del torneo en el encuentro que jugará más tarde ante Corea del Sur.El ala pivote y capitán del seleccionado, Luis Scola, resultó –una vez más- la figura del quinteto ganador.

A los 39 años, el ex jugador de Toronto Raptors, Houston Rockets, Indiana Pacers, Brooklyn Nets y Phoenix Suns, todos de la NBA, consiguió 23 puntos y tomó 10 rebotes.

Además, Scola logró una marca individual anotadora suficiente para erigirse en el segundo máximo goleador de la historia de los Mundiales, superando la línea que ostentaba el australiano Andrew Gaze (ya retirado).

El interno formado en el club Ferro Carril Oeste reúne, al comenzar su quinto Mundial (antes jugó en los de Estados Unidos 2002, Japón 2006, Turquía 2010 y España 2014), un acumulado de 611 puntos, con lo que desplazó a Gaze (ex San Antonio Spurs), que obtuvo 594 en cuatro: España 1986, Argentina 1990, Canadá 1994 y Grecia 1998.

También hubo una muy buena actuación del alero marplatense Patricio Garino (Baskonia, España), quien concluyó con una planilla de 17 unidades, 7 rebotes, 4 tapones y 3 recuperos.

El equipo argentino repitió otra sólida performance y se sacó de encima a un adversario que inquietó y dominó, apenas en un tramo del segundo cuarto.

En el capítulo inicial, Argentina ejerció una buena defensa y atacó el canasto rival con determinación, a partir de una mejoría en la eficacia del tiro de dos puntos, un aspecto flojo en el triunfo inaugural ante Corea del Sur (95-69).

Nicolás Brussino (8 puntos), Garino (7) y Scola (7) se convirtieron en los artífices de ese mejor funcionamiento que le permitió a los de Hernández irse arriba por 28-17, al cabo de los 10 minutos iniciales.

Pero en el segundo segmento, Nigeria reaccionó con la determinación de ir a ganar el rebote ofensivo (6) y con la premisa de provocar pérdidas en la primera línea. Con esos argumentos, el equipo africano, con Josh Okogie (Minnesota Timberwolves) como abanderado (10 tantos), metió un parcial de 19-4 y pasó al frente por 36-32, al promediar el parcial.

Un oportuno ingreso del santiagueño Deck le permitió a la Argentina corregir el balance defensivo y llegar igualado en 43, al cierre del primer tiempo.

En el tercer cuarto, un buen pasaje de los armadores de juego, Facundo Campazzo (8 asistencias)-Nicolás Laprovíttola (8 tantos), le dio el respiro suficiente a la Argentina, como para erigirse nuevamente en dominador de las acciones. Además, el capitán Scola (8 puntos, 4 rebotes) cobró el protagonismo habitual y el quinteto de Hernández tomó distancias (72-61).

Ya en los últimos diez minutos, el reciente campeón en los Juegos Panamericanos Lima 2019 conservó la ventaja, con un Garino determinante en defensa que cerró cualquier atisbo de reacción de una Nigeria, que aportó mucho desde el banco (36 puntos), pero que se rindió y ‘tiró la toalla’, a falta de 2 minutos.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »