La caravana solidaria partió desde el Campo Argentino de Polo, en el barrio de Palermo, donde coparon un carril de avenida Libertador, camino a la 9 de Julio. Luego montaron un show en el Garrahan, en Parque Patricios.

Una caravana solidaria con unos 2.500 motociclistas, muchos de ellos disfrazados de personajes infantiles, recorrió este sábado la ciudad de Buenos Aires para entregar juguetes en cinco hospitales pediátricos, entre ellos el Garrahan, donde realizaron además actividades de entretenimiento para los niños.

Darth Vader, Chuwaca, Elsa de Frozen, Penélope Glamour y el Hombre Araña, entre otros, participaron de la 14° edición de la caravana para la que se recolectaron unos 10 mil juguetes que entregarán durante la jornada a niños de los hospitales pediátricos más grandes de la Ciudad y la provincia de Buenos Aires.

Cerca de las diez, la caravana partió del Campo Argentino de Polo, en el barrio de Palermo, donde coparon un carril de avenida Libertador, camino a la 9 de Julio al ritmo de gaitas escocesas a cargo de la banda "Tartán Army" y acompañados de dos camionetas que trasladaron los juguetes.

Luego de un recorrido por lugares emblemáticos como la Plaza San Martín, el Obelisco y la Catedral metropolitana, los motociclistas llegaron al hospital pediátrico Garrahan, en Parque Patricios, y allí montaron un show con música y baile escocés.

Además de los motoqueros que vistieron disfraces, participó de la carabana un grupo de cosplay de Star Wars, con los personajes más característicos de la saga, aunque no fueron los únicos que se llevaron las miradas de los transeúntes que también se dirigieron a los distintos modelos de motos como las "choperas" o las "ruteras" de mayor cilindrada.

Junto a los niños que tienen permitido salir se realizaron actividades de entretenimiento con sus personajes favoritos, que formaron una "calesita de motos" en las que algunos nenes se animaron a pasear.

Fernando Rivera, uno de los organizadores del encuentro que estaba previsto para el 17 de agosto por el Día del Niño pero fue reprogramado por la lluvia, señaló que "ver la sonrisa de los pibes te cambia todo, no importa si estas cansado porque todo valió la pena".

"Queremos llevarle ese mensaje, que no están solos, que afuera hay mucha gente que no los conoce y hacen cosas por ellos", aseguró el fundador de 'Motos por sonrisas', organizadora de la actividad.

"Cuando empecé a ir a los encuentros de motos en las afueras de distintos pueblos y ciudades del país me di cuenta que la parte más divertida y vistosa es cuando el grupo entero pasa por la zona urbana porque salen todos a la puerta a sacar fotos y nos saludan", recordó el motociclista, de 53 años, que se colocó una nariz de payaso.

Rivera destacó que la idea tomó cuerpo después de una conversación con un motociclista escocés que le contó que en Glasgow juntaban donaciones de dinero y juguetes para llevarlos en Pascua a un hospital.

"Estamos muy contentos con los resultados, cuando arrancamos en 2006, éramos apenas cien motos y hacía muchísimo frío, pero no nos importó", dijo el también fundador del club de motos Kawaclub. 

Luego de su paso por el Garrahan los motoqueros repartirán juguetes en el hospital Elizalde (ex Casa Cuna) de Barracas, el Ricardo Gutierrez de Recoleta, Sor María Ludovica de la ciudad de La Plata y el Hospital de Niños de San Justo.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »