La víctima, de 25 años, fue atacada salvajemente por su mascota en su casa situada en la localidad bonaerense de Longchamps. El cuerpo destrozado fue hallado por el padre de la víctima.

Un joven de 25 años, con síndrome de down, sufrió un ataque de epilepsia y su perro, de raza pitbull, se asustó al verlo convulsionar, le mordió el cuello y lo destrozó con sus dientes. El padre de la víctima, que salió de su casa de Longchamps para ir a comprar, encontró el cadáver en el patio de la vivienda. 

El hecho ocurrió este viernes en una casa situada en la calle Horacio Quiroga al 1500, de la localidad Longchamps. El padre de la víctima salió a comprar y avisó que volvería en pocos minutos. Instantes despues, su hijo sufrió un ataque de epilepsia. 

La mascota de ambos se asustó al ver al chico convulsionar en el piso y lo atacó por el cuello. Luego, lo mordió hasta asesinarlo. El papá del joven regresó a su hogar y se encontró con la trágica escena: su hijo destrozado muerto en el patio de su vivienda.

De inmediato, llamó a una ambulancia pero, cuando los profesionales arribaron a la casa donde ocurrió el hecho, determinaron que el joven ya había fallecido. Trabajaron en el lugar personal de policías y Bomberos Voluntarios de Almirante Brown.

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »