El Jefe de Estado acusó a los mandatarios del noreste brasileño de actuar en su contra y de no estar presentes junto a él en Sobradinho, al inaugurar una central de energía solar flotante.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, acusó este lunes a los gobernadores opositores de la región noreste de querer hacer "una nueva Cuba" en la zona del país en la cual venció el año pasado el candidato Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores (PT) del ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva.

"Para algunos gobernadores, existe el noreste y el resto de Brasil. ¿Quieren hacer una nueva Cuba aquí?", dijo Bolsonaro en Sobradinho, estado de Bahía, al inaugurar una central de energía solar flotante, una obra licitada en la gestión de Dilma Rousseff, del PT, destituida en 2016.

Es la segunda vez consecutiva que mandatario acude al noreste y no encuentra al gobernador del estado compartiendo el palco, sobre todo porque el propio jefe del Estado se refirió en julio pasado a ellos como "paraíbas", usando un término racista que circula históricamente entre las clases blancas de Río de Janeiro.

El gobernador de Bahia, Rui Costa, del PT, se negó a compartir el escenario con Bolsonaro en Sobradinho, donde se encuentra la Compañía Hidroeléctrica del Rio San Francisco (Chesf), subsidiaria de la estatal federal Eletrobras, que está en plan para ser privatizada, algo que a lo que se resiste la oposición.

Además, el Jefe de Estado se refirió nuevamente al término prejuicioso que utilizó hacia los norestinos y volvió a decir que está en contra de lo políticamente correcto.

"Ahora no se puede hacer chistes, no se puede contar chistes de gente con cabeza grande, de gente de Ceará, de Goiás, de los gaúchos del sur; no hay más libertad en el país, todo es políticamente correcto", se quejó.

El mandatario dijo no tener prejuicios, aunque aclaró que los tiene contra "gobernadores que sean ladrones", a la vez que advirtió que en el futuro podrá firmar convenios para realizar obras con aportes federales directamente con los municipios, sin pasar por las gobernaciones.

La región noreste tiene nueve estados, siete de los cuales están gobernados por partidos de izquierda y los dos restantes son críticos con Bolsonaro.

Los gobernadores crearon el Consorcio Noreste, una iniciativa para atraer inversiones y generar proyectos en una región donde vive 55% de los brasileños y es la más pobre del país.

Integran la región noreste los estados de Bahía, Alagoas, Paraíba, Sergipe, Pernambuco, Rio Grande do Norte, Ceará, Maranhao y Piauí.

- Nesta segunda-feira participarei da inauguração da USINA SOLAR FLUTUANTE no reservatório de Sobradinho/BA. Novos projetos de GERAÇÃO FOTOVOLTAICA virão com essa obra no NORDESTE.

pic.twitter.com/7xDb3dq983

 

— Jair M. Bolsonaro (@jairbolsonaro)

August 5, 2019

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »