El fundador del Partido Obrero consideró que dentro del espacio "hay una deriva electoralista".

El fundador del Partido Obrero (PO), Jorge Altamira, aseguró que el grupo de militantes que encabeza no está dispuesto "a romper con su historia" en esa fuerza y afirmó que en ese espacio del trotskismo hay "una auténtica rebelión" contra la actual conducción partidaria.

"No estamos dispuestos a romper con el Partido Obrero porque no se trata de un aparato: es una historia y no se puede romper con ella. Revindicamos nuestro derecho de tendencia a expresar nuestras posiciones en la campaña electoral y eso no se nos puede negar", dijo Altamira a Télam.

Aseguró además que en el Congreso partidario de abril "hubo un sector que no pudo discutir sus posiciones y ahora quiere hacerlo durante la campaña electoral".

"Hay una deriva electoralista en nuestro partido y en el Frente de Izquierda que nos impide plantear un aspecto central. No son las elecciones el camino para librarnos del FMI. Tenemos que prepararnos para una rebelión popular. Eso es lo que pretendemos decir", remarcó.

El ex candidato presidencial del PO y el Frente de Izquierda se lanzó con integrantes del partido a una campaña con el lema "Fuera Macri" para debatir esos lineamientos.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »