Sus creadores alegaron que "el mundo aún no está listo" para la aplicación y por el alto riesgo a un uso indebido por parte de los usuarios, decidieron darle de baja.

Tras la ola de críticas que generó el lanzamiento de una aplicación que permite desnudar a una mujer a partir de su fotografía, sus desarrolladores la dieron de baja debido al uso indebido que los usuarios podrían darle.

La noticia la dieron a conocer mediante un comunicado publicado en la cuenta de Twitter de los creadores que admiten que no imaginaron que DeepNude, nombre que recibió la aplicación lanzada el pasado domingo, se volvería tan popular.

"Honestamente, la aplicación no es demasiado buena, solo funciona con ciertas fotos. Nunca pensamos que nuestro servicio se volvería viral y no podríamos controlar el tráfico", escribieron indicando que subestimaron la demanda que tendría su proyecto.

"El mundo aún no está listo para DeepNude", agrega el comunicado, ya que la posibilidad de que personas abusen de su aplicación es demasiado alta si es utilizada por 500.000 personas, a pesar de las medidas de seguridad. "No queremos ganar dinero de esa manera", aclararon.

En su anuncio también dan a entender que es posible que algunas copias de la aplicación sean publicadas en internet por otros usuarios, aunque eso vaya en contra de las políticas de su sitio web. 

La aplicación, destinada a funcionar solo con fotografías de mujeres añadiendo partes íntimas con una calidad que la asemeja a la realidad, generó críticas desde su mismo lanzamiento. Especialistas en pornovenganza, de hecho, advirtieron el peligro que podía generar esta aplicación.

 

pic.twitter.com/8uJKBQTZ0o

 

— deepnudeapp (@deepnudeapp)

27 de junio de 2019

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »