Así lo dispuso el Tribunal Oral de Río Gallegos. El hombre, acusado por tenencia de estupefacientes, deberá presentarse desde las 9 de la noche hasta 6 de la mañana durante seis meses para cumplir con su sentencia. De esta forma, seguirá siendo el sustento económico de su familia.

Lucas Fabricio Willatowski, de 34 años, está acusado por tenencia de estupefacientes desde hace ya seis años. Para poder cumplir con su pena, deberá dormir durante seis meses en una comisaría de la ciudad chubutense de Comodoro Rivadavia, desde las 21 hasta las 6 del día siguiente. Si cumple quedará libre.

El caso por el que fue juzgado ocurrió el 15 de febrero de 2013, cuando fue sorprendido por la Policía con un paquete de cocaína dentro de su auto, junto a un hombre identificado como Martín Vargas, quien le habría dado la droga. 

En un principio, el Tribunal Federal de Comodoro Rivadavia lo condenó a dos años de prisión, le impuso una multa de mil pesos y las costas del proceso por tenencia simple de estupefacientes. Sin embargo, esta decisión fue anulada por considerar que se estaba castigando al acusado por otra sentencia por robo del año 2007. Los jueces analizaron que se le debía dar una pena de cumplimiento efectivo ya que el hecho ocurrió antes de que se cumplieran los ocho años del ilícito.

La causa pasó a jurisdicción del TOF de Río Gallegos (GoogleMaps). 

El caso llegó por vía de apelación al Tribunal Oral Federal de Rio Gallegos. Este 10 de mayo hubo una audiencia y uno de los votos de Casación consideró que debían ser dos años de prisión efectiva y una multa de $ 250. De todas formas, la Defensoría Pública estableció que la pena debía ser menor y sólo debía revisarse cómo cumplirla.

En esa audiencia, el propio condenado, que ahora tiene dos hijos y vive en el barrio chubutense de Presidente Ortiz, tomó la palabra y explicó que el caso por droga “pasó hace mucho tiempo y ahora él se dedica a su familia y no ha vuelto a tener otro antecedente”. Así lo informó Diario Jornada. 

Teniendo en cuenta el modo del hecho, la poca droga, la constancia de que se la había dado su acompañante y que el delito ocurrió hace ya seis años, el tribunal consideró que un tratamiento carcelario "interrumpiría su rol productivo" y afectaría también a su pareja e hijos, de quienes es el sustento económico. 

Por lo que, determinaron una pena mínima de un año, que cumplirá en dos partes: seis meses en semidetención, en la modalidad de prisión nocturna, y seis meses en libertad asistida. Además, deberá pagar una multa de 250 pesos. 

De esa forma, se aplicó lo que dice la Ley 24.660 que permite una libertad asistida para el condenado, el egreso anticipado y su libertad seis meses antes del agotamiento de la pena. “La libertad asistida sólo puede denegarse excepcionalmente. En este caso no se advierten circunstancias que justifiquen denegar en el futuro la libertad asistida”.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »