Desde el gobierno de la región balcánica lanzaron un operativo al norte del territorio para acabar con el crimen organizado y el contrabando. Sin embargo, allí reside la mayor parte de la comunidad serbokosovar, que reaccionó con barricadas y resistencia armada a la presencia del ejército.

El gobierno de Kosovo lanzó este martes un operativo policial contra el crimen organizado en el norte del territorio, que terminó con 19 policías -11 serbokosovares, 4 albanokosovares y 4 bosniokosovares- y dos miembros de la misión de la ONU detenidos y desató la furia de las autoridades de Serbia, que pusieron en alerta a sus fuerzas de seguridad. 

Las redadas, la consecuencia de una investigación de más de un año por los delitos del crimen organizado, abuso de poder, contrabando de mercancías y sobornos, se concentraron en la localidad de Zubin Potok, en el norte de Kosovo, donde después de la secesión de Serbia, se concentra la mayoría de la comunidad serbokosovar. 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »