El presentador habló de la dura situación económica que está viviendo: "Estoy saliendo a trabajar nuevamente, para tratar de llevar el pan a la mesa". Los detalles, en la nota.

@antoravinale

Hace un año Daniel La Tota Santillán fue noticia en todos los medios debido a varios desbordes emocionales que lo llevaron a robar un bazar en Vicente López, por lo que fue detenido. Con el paso del tiempo se pudo saber que el mediático había tenido un brote psicótico y en consecuencia decidió desacelerarse e involuntariamente se fue alejando de los medios.

Sin embargo el tiempo pasa y las heridas curan. En esta ocasión, el animador reflexionó sobre sobre su pasado con DiarioShow.com y se refirió a su presente. Por el momento trabaja en Pinar de Rocha y también se encuentra armando un proyecto en un canal digital. Aunque declara que eso económicamente no lo sostiene. "En el ámbito laboral estoy muy mal, como todo el mundo. Tuve una temporada de verano que estuve trabajando en Mar del Plato pero no nos fue bien en el teatro Re Fa Si por todo el tema de los impuestos y después nos trasladamos al teatro El Ángel. Pero ahora venimos y está duro por todo lo económico que debo bancar: alquiler, cuota alimentaria a las nenas".

Pese a su mal paso económico, reconoce que se encuentra bien de salud y que mejoró gracias a las permanentes consultas con psicólogos y psiquiatras. Asimismo, en su momento trascendió que quería atentar contra su vida y eso fue algo que preocupó a sus seres queridos. Al respecto advirtió: "Lo que quiero es vivir y salir adelante. Ahora estoy viviendo con mi hermano, estoy en Morón en un departamento y estoy saliendo a trabajar nuevamente, para tratar de llevar el pan a la mesa tanto a mi como a mi familia".

"Estoy saliendo a trabajar nuevamente, para tratar de llevar el pan a la mesa"

(Foto: Crónica)

"Estoy con los laburos justos. Con uno solo no se sostiene. Tengo que pagar mis medicamentos, la psicóloga cada 15 días. Cada 20 a los médicos", agregó el artista. Y opinó sobre la situación actual del país que le repercute desfavorablemente: "Al país lo han destruido. No les ha importado nada, les prometieron a la gente cosas que no cumplieron nunca. No se acordaron del que menos tiene, se olvidaron. Entonces inventaron causas, nos jodieron la vida. A la gente de abajo no se le prometen cosas".

"Estoy viviendo en un departamento de un ambiente y me da vergüenza decirlo y vivo con mi hermano. Y sigo con la guita justa, muy justa si no es por la ayuda de la gente amiga no se si podría pagar la obra social, mis remedios. Gracias a la gente que son los amigos del corazón", expresó intranquilo.

"Estoy viviendo en un departamento de un ambiente y me da vergüenza decirlo"

Y agregó convencido: "A la gente no hay que mentirle y le han mentido mucho. Han hecho una picadora de carne con la gente. El peronismo se ha fijado en los humildes y con un asfalto no se come".

Tras su feroz descargo, también trajo presente un mal momento que vivió y perjudicó a su bolsillo: "Recuerdo un trago amargo, que me debían un montón de plata del gobierno, de trabajos que yo había hecho y nunca los pagué y nadie vino a tocarme la puerta y decirme ‘yo te los voy a pagar’".

(Foto Crónica)

Por otro lado, la Tota habló del recordado episodio del 2018 en el que lo detuvieron después de haber "robado" en un bazar de Vicente López. Al respecto sostuvo: "Primero no robé. Fue por la presión que fui teniendo y por el brote psicótico, está declarado en la Justicia y me llevó a todo eso a un gran desequilibrio, a un gran brote psicótico, a dejar un teléfono en un auto y el otro en otro auto. Todo por ver a mis hijas. ¿Qué harías si no podés ver a tus hijas? Con la presión del trabajo, que la plata no alcanza. Yo quería ver a mis hijos y mantener mi trabajo sin joder a nadie".

Imagen de la detención de la Tota luego del robo al bazar.

Por otra parte, el actor hizo referencia a su situación judicial con Fernanda Vives, su expareja que lo denunció ante la Justicia por violencia de género. Sin embargo, la Tota está tranquilo con su accionar ya que entiende que las versiones se tergiversaron. "Fernanda no puede hablar de mi, tiene un bozal legal. Nosotros seguimos en pie en la Justicia con los abogados y ahora se tiene que fijar otra fecha para la conciliación. Yo estoy haciendo todo lo que tengo que hacer con la Justicia, me presento en el juzgado", manifestó.

"Cada uno sabe cómo se comportó en la vida y yo sé cómo me comporté. Ella para salir a difamarme debe comprobar todo lo que dice. Va a tener que tener todas las pruebas. Mis hijos cómo van a reaccionar de una persona que lo único que hace es perjudicarme laboralmente. Yo a ella la respeto porque es mujer, yo no le he trabado nunca un trabajo. Ella sí llamó a llegados mios de la producción para decirles que no me contrataran", declaró el conductor televisivo.

El amor, un lugar importante en su bienestar

Luego de las tormentosas relaciones amorosas que tuvo en el transcurso de su vida, la Tota relata cómo es su presente. Lejos de confesar y titular una situación, el actor comentó: "¡Ay, ay, ay! Uno tiene que estar bien…(Estoy) conociendo gente, tratando de conocer a alguien que pueda llenar el corazón grande que tengo".

"Estuve en pareja en el verano pero ahora conociendo a alguien. Lo que pasa es que me he metido mucho en la familia y me he acobardado, estoy a la defensiva en todo. Hay gente que te brinda tu amor y yo no quiero lastimar a nadie, quiere estar en pareja pero primero tengo que ordenar mi vida", concluyó. 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »