El nuevo método genera pensamientos a favor y en contra. El cálculo se realiza automaticamente por los llamados Totém.

A Partir del miércoles la parada de taxis del Aeroparque tiene una tarifa prefijada para quienes contraten el servicio. El cálculo se realiza desde los llamados Tótem, que computan la distancia desde el aeropuerto hasta el destino solicitado y emite dos tíckets con el valor del viaje, uno para el pasajero y otro para el conductor.

La medida implementada por el Ministerio de Transporte nacional y la Secretaría de Transporte porteño además controlará el ingreso de taxis mediante un sistema de barreras. Patricio Di Stefano, presidente del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA) explicó el funcionamiento de los Tótem:   "Se coloca el lugar adónde uno quiere ir, la cantidad de pasajeros y la cantidad de bultos, así sale el costo del viaje. Se imprimen dos tíckets, uno de los cuales es para el taxista y aclara todas las dudas al pasajero". ien en este nuevo sistema de cálculo, el peaje no está incluido, sí lo está el retorno del Aeropuerto, porque "antes muchos taxistas te llevaban pero te cobraban la vuelta, no ha pasado a todos pero la vuelta ahora no se cobra". aseguró Di Stefano. De los más de 38.000 taxis que existen, desde la Asociación de Taxis de la Ciudad de la CTA Trabajadores, aseguran que hay casi 10.000 que hoy "están parados debido a la crisis y a la existencia de Uber".

El prosecretario Gabriel Vieytes advirtió a Crónica que si bien no se oponen a los tótem, esta nueva medida "quita la variable de tiempo", por lo que impacta sobre el salario y les genera a los taxistas "una rebaja salarial de alrededor un 20%". El funcionario de ORSNA sobre la variable de tiempo que según los taxistas no está contemplada en los cálculos del valor oficial del viaje, explicó que los cortes "están contemplados en el recorrido, en caso de haber corte o movilización en la calle se maneja igual que el WAZE o una aplicación de celular, ya que contempla el corte y marca un recorrido distinto que puede ser más largo y cobrar más, igual que la aplicación".

Al contrario, los taxistas aseguran que no contempla las posibles eventualidades que puedan surgir durante el recorrido al momento de calcular el viaje. Por otro lado, desde el Sindicato de Peones de Taxis de la Cap Fed tampoco se oponen al control "porque protege a los trabajadores honestos de aquellos que no lo son y a los pasajeros", pero no quieren que se establezca un precio más bajo del real y que se perjudique a los trabajadores.

"Vamos a estar haciendo pruebas del funcionamiento para ver si la tarifa establecida es acorde a la habitual", aseguraron. Durante el mes de marzo esta nueva medida, que se inició con la intención de proteger a los pasajeros, sobre todo a los turistas, se implementará también Ezeiza, Buquebus y la Terminal de Omnibus de Retiro.

A raíz de esta medida que ya está en curso, a las 11 de la mañana de este jueves los trabajadores de los taxis se reunirán en Aeroparque en asamblea para tomar medidas con respecto a la implementación de esta nueva forma de cobro. La forma es simple, se indica el destino exacto al tótem junto a la cantidad de pasajeros que viajan y la cantidad de bultos que lleva cada uno de los pasajeros, y se imprimen dos tickets con el monto a pagar, uno le corresponde al pasajero y otro al taxista.

Una vez concretado el viaje podrá abonarse en efectivo o con tarjeta, como parte de un futuro plan de modernización que se llevará a cabo en la utilización de los taxis. "La expectativa es buena, porque es un reclamo que vimos en las encuestas hace mucho tiempo y queremos llegar a una solución, ya está aprobado en muchos aeropuertos del mundo, no es un experimento", concluyó Patricio Di Stefano.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »