Un informe dice que la actividad sigue en baja, informa el diario BAE Negocios.

Por: Mariano Cúparo Ortíz

La UTDT anticipó el miércoles la variación de la actividad de febrero: calculó una caída de 6% en la comparación interanual, lo que demuestra que la economía continuó en el pozo. Además, para la totalidad del primer trimestre, prevé una contracción similar, del 6,5%, en la comparación interanual, y de 0,2% contra el cuarto del 2018. Ese último dato adelanta la continuidad de la recesión a la que se entró durante el año pasado.

Marzo vino con un indicador de actividad nuevo: se trata del Índice Coincidente de Actividad Económica (ICAE), que busca anticipar la dinámica del PBI. En este caso, mientras el Indec publicó datos hasta diciembre, la UTDT ya anticipa la tendencia de febrero. Los indicadores del mes pasado que ya vieron la luz y que son tomados en cuenta en la metodología del ICAE fueron el de recaudación de la Afip, el de despachos de cemento y el de la industria automotriz.

La economía busca desesperadamente tocar un piso, como quien baja a oscuras por una escalera a la que la falta un escalón. Sin ir más lejos, durante la semana pasada el dato de actividad industrial de enero, que marcó una caída de 10,8% en el total, y otras muy abultadas como la de más de 90% en el sector de la maquinaria agropecuaria, generó el festejo oficial del secretario de Política Económica, Miguel Braun, porque en la comparación con enero hubo leve recuperación. Varios analistas señalaron que la celebración oficial estuvo fuera de timing. Según la UTDT, el PBI de enero le ganaría al de diciembre por 0,09% y febrero le ganaría por 0,13% a enero, en la medición desestacionalizada. Pero no alcanzaría para que el primer trimestre dé positivo.

Por otro lado, Febrero no arrancó con buenos datos: la recaudación de IVA, que es un número clave para estimar los niveles de consumo del mes, cayó 5% real. La economista senior de la consultora LCG, Melisa Sala, afirmó: "Volvió a caer en terreno negativo después de haber empatado el alza de los precios en los últimos dos meses, lo que inicialmente podía hacer prever que la actividad estaba tocando piso. En este sentido, el dato de febrero luce muy desalentador, confirmando que la recuperación del consumo interno es todavía muy débil".

Los despachos de cemento dieron señales mixtas, según la Asociación de Fábricantes de Cemento Portland. Por un lado, en la interanual bajó 13,2% y por el otro, en la intermensual, mejoró 5,1% e ilusionó con haber encontrado el tan buscado piso. También la Asociación de Fabricas de Automotores ( Adefa) dio una contracción interanual de 16,4% en su producción pero un repunte importante contra enero, de 120,6%. Ahí una clave: para la industria automotriz enero fue nefasto, con un uso de la capacidad instalada de 15%, por las clásicas paradas técnicas pero también por el duro efecto del bajo consumo, tal como resaltó el Indec.

Un indicador que no tiene en cuenta la metodología del ICAE es el de consumo masivo de CAME, que cayó 11,9% interanual en febrero y aceleró contra el 10% de enero.

Desde Grupo SBS afirmaron: "Nuestra predicción del PBI de febrero volvió a ser positiva, aunque sin distanciarse del 0,0% contra enero. Hay evidencia a favor de un piso pero todavía falta para el rebote".

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »