Néstor Montiel, el imputado, ingresa esposado a la sala de audiencias.

La madre de la chica asesinada en Villa Tesei el año pasado pidió justicia y calificó al acusado como "psicópata".

La madre de Nadia Arrieta, la comerciante asesinada en marzo del año pasado en Villa Tesei, pidió justicia por el crimen de su hija al finalizar la primera audiencia por el femicidio y calificó como "psicópata" al acusado. "Exigimos un juicio justo por la muerte de mi hija y que estas bestias no estén más en la calle", manifestó Beatriz a la prensa.

La mujer dijo además que aún no se sabe cómo el imputado, Néstor Maximiliano Montiel (39), ingresó a la vivienda el día del hecho, aunque supone que "alguna vez habrá pasado por la zona, la vio sola y la estudió". "Este sujeto cometió un hecho aberrante, la encintó, le puso precintos en los brazos y no la dejó defenderse", recordó, y se lamentó: "Mi hija tiene perpetua y él tiene todos los beneficios, ¿qué podemos esperar de este psicópata?".

Además, Beatriz aseguró que radicó una denuncia contra los magistrados que habían dejado en libertad condicional a Montiel en una causa en la que había sido condenado a 18 años de cárcel por "tentativa de homicidio, abuso sexual, robo y privación de la libertad agravada", beneficio durante el cual cometió el femicidio de su hija.

"Quiero creer en esta Justicia porque la otra falló, al igual que el Poder Judicial entero y el penal, porque los directores también firmaron su libertad", finalizó la mujer. El crimen se cometió el 1° de marzo del año pasado en el local de venta de regalos NyB, situado en avenida Pedro Díaz 596. El sospechoso estuvo prófugo cuatro días hasta que el 5 de marzo fue detenido.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »