INFO GENERAL

7 de octubre de 2018

La fe convocó a una multitud

La caravana partió desde la Parroquia de San Cayetano, en el barrio de Liniers.

Fue en el marco de la 44ª Peregrinación Juvenil a Luján. Devoción en estado puro.

En una nueva demostración de fe cientos de miles de fieles partieron ayer desde la parroquia de San Cayetano del barrio porteño de Liniers hacia el Santuario de la Virgen de Luján. En el marco de la 44ª edición de la Peregrinación Juvenil, los peregrinos se movilizaron para pedir "por todos los argentinos y para que el país salga adelante".

En sintonía con el lema oficial de la peregrinación, "Madre, danos fuerzas para unirnos como hermanos", los fieles también hicieron un llamado a la unidad, ya que una de las frases más escuchadas entre aquellos que caminaban detrás de la imagen cabecera de la Virgen fue "pedimos por todos los argentinos".

Peregrinos de todas las edades, familias enteras y grupos de amigos provenientes de varios puntos del país, como Puerto Madryn, Chubut; Posadas, Misiones y San Miguel de Tucumán, entre otros, partieron después de mediodía con entusiasmo y alegría desde la parroquia de San Cayetano hacia Luján. También se unieron fieles de localidades bonaerenses, como Remedios de Escalada, Lomas de Zamora, Morón y José C. Paz, entre muchos otros puntos del extenso territorio nacional En un día soleado y con un clima más que favorable para la ocasión, desde temprano los peregrinos llegaron a las puertas de la Parroquia de San Cayetano, en Cuzco 150, cerca de la avenida General Paz y Rivadavia, para recorrer a pie cerca de 60 kilómetros hasta la basílica de la ciudad bonaerense.

Los organizadores invitaron a los caminantes a llevar una vela "para iluminar el camino de la hermandad de los argentinos" y a rezar una oración cada hora.

La Comisión Arquidiocesana de Piedad Popular, encargada de la organización, elaboró la aplicación gratuita "Pere Luján" para conocer en detalle los puntos de los puestos sanitarios y de apoyo que estarán en el camino, donde habrá más de 6.000 servidores voluntarios.

Además, AySA montó un operativo de asistencia con 13 camiones cisterna y cuatro puestos de hidratación ubicados en puntos estratégicos de Morón, Merlo, Moreno, Ingeniero Pablo Marín, General Rodríguez y Luján. Aguas Bonaerense, por su parte, instaló cinco puestos de hidratación en General Rodríguez y tendrá un camión cisterna de 20.000 litros de agua, tres cisternas móviles de 5.000 litros cada una y habilitará canillas públicas.

Durante la larga caminata, en el primer puente previo a la llegada a Luján, en el cruce de la Ruta N° 7 y N°6, se realizaron bautismos y confesiones, como así también en el interior mismo de la Basílica. A las 7 de la mañana de hoy se celebrará la Misa Central a cargo del arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, para la cual se espera una verdadera multitud.

Luján. Preparada para recibir a los fieles. Desde el sábado, temprano, comenzaron los preparativos. (Carlos Ventura-Crónica)

"Hay que rezar por la falta de trabajo y la situación del país" 

En el marco de la coyuntura actual del país, la peregrinación a 
Luján también sirvió para que los argentinos se unan y, así, tiren todos para el mismo lado. El titular de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Oscar Ojea, envió un mensaje a los participantes de esta edición, donde los invitó a "rezar por la falta de trabajo y la situación del país"

"Al igual que cada año, en este también le llevamos a María de Luján todas nuestras intenciones, todas nuestras cargas, toda nuestra verdad, nuestra realidad, nuestras pobrezas, la situación del país, la falta de trabajo", señaló el obispo de San Isidro, quien remarcó que "se las llevamos primero con el corazón y con el pensamiento; pero cuando el corazón y el pensamiento están agotados, entonces, solamente rezan los pies; reza el cansancio, reza el cuerpo, por eso el fi nal de la peregrinación es tan conmovedor"

"Que la Virgen de Luján nos ayude a defendernos de tantos males, que nos enseñe a ser más buenos, a ser mejores y que nos conceda como pueblo poder vivir en paz y con trabajo", concluyó el titular episcopal argentino.

Gente de todas las edades se acercó a Luján. (Crónica-Carlos Ventura)

Dos constantes: pedir y agradecer 

La parroquia San Cayetano de Liniers fue el punto de partida de miles de fi eles, caracterizada por la presencia de una gran cantidad de jóvenes que llegaron de distintas partes de Argentina e incluso de países limítrofes y caminaron 70 kilómetros hacia la Basílica de 
Luján, como todos los años, para agradecerle a la Virgen

"Vengo a pedir por mi hija porque pasó malos momentos y también por el país, que estamos re mal", explicó a Crónica uno de los presentes, oriundo de Rafael Castillo. En tanto, un hombre de Trenque Launquen indicó: "Hace varios años que venimos para agradecer y para pedir por salud. Ahora también por trabajo"

Por su parte, antes de partir, el párraco de la iglesia señaló "Necesitamos unirnos cada día".

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »