En el marco de la megacausa por los cuadernos de la corrupción, la senadora autorizó el registro de sus propiedades en Recoleta, El Calafate y Río Gallegos. "Que Bonadio no rompa nada", destacó en un comunicado.

Sin los votos para poder revertir una votación en la que perdería, Cristina Kirchner finalmente hizo el gesto que desde el PJ le venían reclamando desde hace dos semanas: envió una carta -que en simultáneo hizo pública a través de sus cuentas en redes sociales- a los jefes de bloques del Senado en la que dio luz verde a los allanamientos a sus tres domicilios. "A esta altura de las circunstancias, no tengo ningún inconveniente en que el cuerpo autorice lo solicitado" por el juez Claudio Bonadio, escribió la ex presidenta.  No aclaró cuáles eran esas nuevas circunstancias.

El cambio más notorio con los dos intentos frustrados de sesionar -el jueves 9 y el miércoles 15- es que ahora todo indicaba que finalmente este miércoles habría quórum para sesionar y votar el pedido judicial.

Protesta frente al Congreso pidiendo los allanamientos y el desafuero de Cristina.

Protesta frente al Congreso pidiendo los allanamientos y el desafuero de Cristina.

Según un punteo hecho por Clarín, poco antes de que Cristina Kirchner hiciera su anuncio ya al menos 40 senadores tenían la decisión de bajar a dar quórum, con lo el inicio de la sesión estaba garantizado. Diez de esos senadores eran de la bancada del PJ, que conduce Miguel Pichetto.

Un senador peronista dijo, además, que tras la confesión del ex secretario de Obras Públicas José López en la causa de los cuadernos de la corrupción se habían quedado "sin ningún margen para hacernos los boludos con los allanamientos".

Se espera que a la sesión, prevista para las 14, ahora bajen senadores de todos los bloques, sin especular con el quórum. Había dudas en la noche de este martes con que hará Cristina, aunque en la bancada del PJ daban por seguro que la ex presidenta asistirá a la sesión y que "se defenderá". En reunión de Labor Parlamentaria, los K Marcelo Fuentes y Anabel Fernández Sagasti anticiparon que harían uso de la palabra.

Marcha en el Congreso para reclamar el desafuero de la ex presidenta.

Marcha en el Congreso para reclamar el desafuero de la ex presidenta.

Se espera que todos los senadores voten a favor, incluso los kirchneristas, luego de que la propia Cristina se allanara a los operativos.

Mientras se llevó a cabo Labor Parlamentaria, en el Salón Gris del Senado los jefes de bloque oían los ecos de la multitudinaria protesta impulsada por el oficialismo para reclamar que se tratasen los allanamientos a la ex presidenta.

En esa reunión se analizaron los pedidos que Cristina Kirchner hizo en su carta: que los operativos en sus casas no sean filmados y que estén presentes en los mismos sus abogados y también "un senador o senadora, designados por mi".

En el oficialismo se mostraron reacios a acompañar los pedidos. Les pareció un "disparate" que el Senado "le fije condiciones a otro Poder del Estado".

Bancas vacías del bloque del PJ, en la frustrada sesión de la semana pasada.

Bancas vacías del bloque del PJ, en la frustrada sesión de la semana pasada.

Pichetto encargó al peronista Eric Calcagno, prosecretario Parlamentario del Senado y hombre de confianza del rionegrino, que haga una propuesta que contenga al menos alguno de los pedidos de la ex presidenta. Pichetto, eso sí, le bajó el pulgar en la reunión a que puedan participar senadores designados por Cristina como veedores de los allanamientos.

Cambiemos esperará a la sesión para ver si acompaña, o no, la propuesta que haga Calcagno. La decisión de la bancada oficialista es que se vote el dictamen de comisión que autoriza los allanamientos y que después, en la votación en particular, se agregue alguna nueva linea al texto. Podrían pedirle al juez que tome las medidas para garantizar que no se difunda una eventual filmación en los domicilios allanados.

La semana pasada, el peronista formoseño José Mayans había sido encargado por el bloque del PJ a trasmitirle a los K que lo ideal era que la propia Cristina accediera a los allanamientos. Fue lo que finalmente hizo ayer la ex presidenta.

Eso sí: logró dejar a la bancada del peronismo bajó una tremenda tensión. La semana pasada, apenas 7 senadores sobre una bancada de 24 habían acompañado a Pichetto en la frustrada sesión. No se vislumbra en el corto plazo que el grado de agitación interna vaya a bajar. ¿Fue un objetivo político de Cristina?

En la sesión también se tratara el proyecto de Extinción de Dominio, que apunta a recuperar bienes adquiridos con dinero de la corrupción y el narcotráfico y que está cajoneado hace dos años en el Senado.

Hubo versiones este martes sobre una suerte de acuerdo entre el peronismo y el kirchnerismo. Que el PJ votaría los allanamientos pero dejaría a Cristina Kirchner afuera del alcance de la ley de extinción de dominio. Esto fue desmentido en el bloque justicialista.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »