En el marco de la restauración y puesta a punto del espacio frente a Casa Rosada, las autoridades del gobierno porteño le dieron los emblemáticos bloques a las representantes de la asociación de derechos humanos.

Esta mañana, las autoridades porteñas entregaron -en el marco de las obras por refacción de Plaza de Mayo- las baldosas con pañuelos pintados a las Madres de Plaza de Mayo, por donde hacen las rondas todos los jueves. Serán exhibidas en el Salón de los Pañuelos Blancos, el ex quincho de la ESMA, en el que hay una muestra permanente de fotografías que reconstruyen la historia de los organismos de derechos humanos.

 

View image on TwitterView image on TwitterView image on TwitterView image on Twitter
Prensa Madres   @PrensaMadres  

El GCBA hace entrega a la Asociación Madres de Plaza de Mayo de los pañuelos del pueblo ubicados en la histórica Plaza. Patrimonio de los 30.000 y de todxs aquellxs que luchan.

Twitter Ads info and privacy

El área que rodea a la pirámide de la plaza, y que contiene los baldosones, está protegida por la ley 1653 sancionada por la Legislatura porteña que declaró Sitio Histórico a ese espacio. Las tareas en la plaza, sin embargo, implican la remoción de las baldosas, algo que se hizo con acuerdo de las madres que luego se encargarán de reponer las imágenes artesanalmente. 

View image on TwitterView image on TwitterView image on Twitter
Prensa Madres   @PrensaMadres  

Siguen las tareas de conservación del patrimonio histórico en Plaza de Mayo. El GCBA entrega los pañuelos del pueblo a la Asociación Madres de Plaza de Mayo.

Twitter Ads info and priva

“Siguen las tareas de conservación del patrimonio histórico en Plaza de Mayo. El GCBA entrega los pañuelos del pueblo a la Asociación Madres de Plaza de Mayo”, tuitiaron las madres y compartieron las fotos con las baldosas retiradas y enmarcadas. Para las Madres de Plaza de Mayo esas baldosas son “patrimonio de los 30.000 y de todxs aquellxs que luchan”.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »