El último prófugo de la Uocra Bahía Blanca, Roberto Sabino Ríos, se presentó hoy ante la fiscalía local y quedó detenido en el marco de la causa por “asociación ilícita, extorsión, amenazas, daños, coacción y resistencia a la autoridad”

Esta mañana se entregó Roberto Ríos, el último integrante de la cúpula de la UOCRA de Bahía Blanca que se encontraba prófugo hace 10 días. Ríos había difundido un video el viernes pasado pidiendo garantías para entregarse, además de apuntar contra otros sindicalistas y quejarse por ser el “más buscado de la Argentina”.

Una comisión de DDI de Bahía Blanca fue a hacer efectiva la detención en la sede de la Fiscalía. De esta forma, ya no quedan prófugos en esta causa caratulada como “asociación ilícita, extorsión, amenazas, daños, coacción y resistencia a la autoridad”.

El dirigente apuntó contra Francisco “El Chucky” González y contra Martín Parada del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Construcción (SITRAIC), al mencionar que “perseguían a sus compañeros a punta de pistola”. También cargó contra el fiscal de la causa Gustavo Zorzano por falta de garantías y aseguró que la causa es política y mediática.

“Lo que yo quiero es que se me garantice mis derechos y no pasar por el ridículo de ponerme una pelela en la cabeza y el chaleco en la cabeza para ir derecho al penal”, agregó.

Y cerró con un mensaje a sus familiares y amigos: “Pasen por la fiscalía del doctor Zorzano y lleven las denuncias contra los delincuentes como estos, que forman hoy por hoy el SITRAIC”.

El fiscal Gustavo Zorzano acusó a Humberto Monteros y José Bernardo Burgos, líderes de la delegación bahiense de la UOCRA, como coautores de 28 y 30 hechos de “asociación ilícita en calidad de jefes y extorsión reiterada”, respectivamente.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »