Créase o no. Si desea saber de qué se trata aquello de la conspiración (muchas cosas que las potencias dicen y que no serían ciertas) lea esta nota con detenimiento y mire el video.

El sitio Mundo Esotérico y Paranormal, más conocido en la web como MEP, días atrás informó que la siempre célebre Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de los Estados Unidos (NASA), para muchos la entidad gubernamental más importante en cuestiones relativas al estudio del universo, publicó por error imágenes contundentes, que muestran la figura de un extraterrestre en movimiento. ¿Sorprendente? Quizá para muchos lo sea. Para otros, que están acostumbrados a leer, analizar y trabajar sobre los informes de la citada agencia, ya nada sorprende. Es más, todo parece ser parte de un plan de encubrimiento, de lo mucho que saben que sucede no bien se cruza nuestra estratósfera.

Ya nadie desconoce la evidencia de elementos compatibles con la presencia de vida en el pasado remoto, a partir de la composición del suelo y en las entrañas mismas de Marte. Al respecto, y durante muchos años, los científicos han estudiado cuál podría ser el origen de este planeta rojo, y fue entonces que aparecieron claros indicios de posible agua en estado líquido y del gas metano, que sugieren que en algún momento, aproximadamente unos cuatro mil millones de años, pudo haber albergado algún tipo de forma de vida, pese a lo cual, sigue siendo un misterio las condiciones climatológicas que prevalecían por entonces.

Una de las dudas que ha develado a los investigadores está directamente relacionada con el real estado del clima, si era calor o frío el predominante, y si era húmedo o seco. Por ello, los científicos que han estado investigando ciertos modelos para determinar cómo era antaño el clima que prevaleció en el astro vecino.

En ese contexto, se desconoce la respuesta exacta a la pregunta, pero a pesar de todos los estudios son muchos los que dudan de las versiones ofrecidas por las diferentes agencias espaciales, y en especial las brindadas por la NASA. En ese contexto, teóricos de la conspiración hace años que reiteran denuncias sobre como la agencia espacial estadounidense engaña a sus contribuyentes -y al resto del mundo, con la utilización de fotomontajes para presentar a Marte como un sitio sin vida, desértico. Y para ello, los informes de sus investigadores ofrecen informes increíbles, sin demasiados sustentos o fundamentos. ¿El objetivo que se persigue desde hace décadas? Todo pareciera concluir que se busca que la humanidad toda -o su abrumadora mayoría- crea que la raza humana es la única en el espacio sideral. O quizá, como una manera de ir preparando a la población para realizar, cuando lo consideren oportuno, alguna pomposa revelación que cambie de raíz todas las ecuaciones hasta ahora conocidas.

Para ello, la NASA es una de las corporaciones que debe cuidar in extremo lo que muestra, dado que de surgir mentiras, dudas o titubeos en sus informes, ese castillo de arena que han montado desde hace décadas se les puede derrumbar de un día para el otro. Algo que los investigadores han realizado muy bien por años, aunque a veces, las mentiras al final salen a la luz y todo se descubre. Eso se filtró días atrás, cuando la NASA publicó una secuencia de imágenes que muestran claramente a una misteriosa figura extraterrestre en movimiento, sobre la superficie marciana.

Patas cortas

El 7 de junio de 2018 pasado, la NASA, reveló que habían encontrado rastros de compuestos orgánicos y metano en el suelo marciano. Apenas algunos días después de esa reveladora novedad, un investigador independiente en anomalías espaciales asegura haber descubierto una prueba irrefutable de vida en el planeta rojo. Y a modo de sustentación, Tyler Glockner, un experto en ufología que dirige el canal de YouTube “Secureteam10”, sacó a la luz una serie de imágenes tomadas por el rover Curiosity de la NASA. Lo sorprendente es que cuando estas instantáneas se unen, se puede observar un cuerpo extraño que se mueve a través de la superficie de Marte. Curiosamente, cuando se amplía la imagen del objeto, muestra una sombra que descarta la posibilidad de que se trate de un reflejo de la lente o que se refiera a un problema en la cámara. Incluso, y para solventar su tesis, muestra la primera instantánea original y una segunda poco después.

No quedan dudas

Todo hace suponer que se trata de una prueba indiscutible con respecto a que la NASA oculta información, e inclusive algunos van más allá y dudan de la veracidad de que en realidad alguna nave haya llegado a la superficie marciana. No por nada, la videograbación de Glockner se ha viralizado en las redes sociales, alcanzando a todos los rincones de la Tierra. Así, no tardaron en aparecer los llamados teóricos de la conspiración para afirmar que, sin lugar a dudas, el objeto que aparece en las secuencias de imágenes son de una entidad extraterrestre viva que se mueve por Marte. ¿O acaso la NASA nunca ha llegado a Marte, y el misterioso objeto no sería más que un animal en movimiento en la isla de Devon, como bien lo grafica el sitio MEP, habida cuenta de que allí la NASA ha realizado innumerables pruebas.

Cabe recordar que desde que la agencia inició la exploración en Marte, surgieron las primeras dudas, al asegurar que todo se trataba de un montaje, algo que también se ha mencionado con insistencia con respecto a la conquista de la Luna.

En ese contexto, pasado el tiempo la NASA comenzó a hacer pruebas en la isla de Devon, la superficie insular deshabitada más grande de nuestro planeta, y que se halla ubicada en el círculo polar Ártico, en el extremo norte de Canadá. Los científicos utilizan dicho sitio para simular condiciones parecidas a las del planeta rojo, por lo que resulta un lugar ideal para probar los vehículos que han transportado a la superficie roja. Con ese importante antecedente, son varios los críticos de las acciones de la agencia yanqui que acusan a los científicos que trabajan para la entidad gubernamental los que afirman que desde Devon se envían realmente las imágenes que se muestran al resto del mundo.

Todo es mentira...

Sin embargo, otros muchos investigadores que dudan de ciertas informaciones, sí Daniel Beylis paranormal@cronica.com.arargumentan que el objeto detectado en el planeta rojo es real, tiene una cara, por lo que podría ser una entidad o cierta forma de espíritu extraterrestre que al ser detectado vagaba por la superficie marciana. De ponerse en tela de análisis esta nueva teoría, dichas nuevas evidencias podrían demostrar que una raza extraterrestre podría habitar el plano subterráneo de la superficie marciana.

Al respecto, el reciente comunicado oficial de la NASA en el cual certifica la presencia de metano y compuestos orgánicos es una indicación de que realmente hay algunas anomalías bajo la superficie de uno de nuestros planetas vecinos, como para considerarlo seriamente.

FUENTE: Mundo Esotérico y Paranormal (MEP)

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »