El seleccionado volvió a jugar mal y perdió 3 a 0; ahora deberá golear el próximo martes a Nigeria y no depende de sí misma para pasar de rueda; el grosero error de Caballero lo expone a Sampaoli, en su hora más crítica

Todo lo que podía salir mal le salió a la Argentina en este Mundial. Apenas dos partidos fueron suficiente para que quedaran en evidencia todas las falencias que venía arrastrando este grupo de jugadores, esta camada dirigentes y toda la estructura el fútbol argentino, comandada por una AFA que camina a ciegas. En el campo de juego se arrastraron los problemas, las miserias futbolísticas de una táctica improvisada, de un cuerpo técnico desorientado, de una camada que ve cómo el Mundial se le escurre de las manos. La Argentina perdió con Croacia por 3 a 0 y deberá golear a Nigeria, el próximo martes, y esperar un resultado favorable en Islandia vs. Croacia, que jugarán a la misma hora. 

La Argentina no está afuera, pero este golpe desestabiliza finalmente toda la estructura. Porque una goleada de esta magnitud obliga a una revisión profunda del proceso y del sistema. Porque en el medio está Lionel Messi, sacudido por lo que podría ser su último Mundial, 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »