El vocero de la Conferencia Episcopal Argentina, Jorge Oesterheld, habló además sobre el comunicado de ayer, en el que afirmaron que "nadie puede hablar en nombre de Francisco"

En medio de las polémicas que se vienen produciendo en los últimos días por el viaje que realizará a Chile el papa Francisco, la Iglesia argentina salió ayer a desactivar las operaciones políticas que se estaban tejiendo alrededor del viaje papal. Hoy, el vocero de la Conferencia Episcopal Argentina, Jorge Oesterheld, volvió a referirse al tema y también reconoció que para la institución es doloroso que Francisco no haya vuelto al país desde que asumió como Sumo Pontífice.

En diálogo con Radio Mitre, Oesterheld reconoció: "es doloroso que pase por arriba nuestro y aterrice en otro lado". Insistió en que "es medio raro" que Francisco aún no haya visitado el país.

"Nos cuesta a los argentinos digerir esto. Pero tenemos que tener confianza en que en cuanto él pueda va a venir a la Argentina , vamos a tener su presencia y su palabra. Está buscando el momento, tiene una agenda complicada", indicó.

A días de su llegada a Chile (será el 15 de enero), ayer la Iglesia argentina cuestionó a quienes buscan utilizar a Francisco "pretendiendo representarlo" o "atribuyéndole posiciones imaginarias en función de sus propios intereses sectoriales". Lo hizo en referencia a los distintos sectores políticos que se atribuyen una especie de representación moral del Papa en la Argentina.

La Iglesia también advirtió sobre "lamentables tergiversaciones de su figura y sus palabras que llegan incluso a la injuria y la difamación" y que "sólo agrandan la división entre los argentinos".

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »