Continúa la polémica por los “donantes” a la contienda electoral de Cambiemos del 2017 en la provincia de Buenos Aires. La maniobra contribuyó al triunfo del senador Esteban Bullrich y la diputada Graciela Ocaña.

En principio fueron al menos 500 casos de beneficiarios de planes sociales, a quienes luego se le sumaron 350 personas inscriptas como monotributistas sociales. Todas ellas cooperaron, sin saberlo, a las victorias del candidato a senador Esteban Bullrich y a la postulante Graciela Ocaña.

Tras conocerse la noticia, se filtró un listado con nombres, apellidos, CUIT y domicilio, entre otros datos. Quienes figuraban en esa nómina denunciaron públicamente que no habían aportado dinero y que tampoco se habían afiliado al partido deCambiemos. Inscriptas en los planes Argentina Trabaja y Ellas Hacen, muchas personas figuraban aportando a la campaña del 2017 montos que oscilan entre los 300 y los 1500 pesos. El total de dinero lavado alcanza los $1.825.000, incluyendo no sólo a los más vulnerables sino también a personas de clase media.

Tras estas irregularidades en el financiamiento de las campañas, en los últimos días comenzaron a aparecer las primeras presentaciones en la Justicia.

En Comodoro Py, la Justicia ya comenzó a investigar en dos frentes. El fiscal federal con competencia electoral Jorge Di Lello (por delitos a la Ley de Financiamiento Partidario) está a cargo de una causa. Otra la lleva el juez Sebastián Casanello (por lavado de activos, donde están imputados los responsables de la campaña de Cambiemos en Provincia).

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »